Europa se hace más asequible para colombianos y peruanos.

Banderas de Colombia, la Unión Europea y Perú.

Banderas de Colombia, la Unión Europea y Perú.

En 2001, tras lustros de una mala fama que tenía como resortes principales el narcotráfico y la violencia que expulsaba a parte de su población, Europa, siguiendo una iniciativa de España, impuso la condición de exigirles visado Schengen a los colombianos. Aunque figuras como el fallecido premio nobel de literatura Gabriel García Márquez o el pintor Fernando Botero lideraron entonces un boicot de intelectuales en el que juraban en vano no volver a la «madre patria», la situación por fin ha cambiado quince años más tarde.

El primer paso para que 26 de los 28 países de la Unión Europea (UE) eliminaran el visado para colombianos lo dio justamente España, cuando en agosto de 2013 solicitó a la Comisión Europea la consideración de suprimir los visados para ciudadanos colombianos y peruanos. Las razones pueden encontrarse en la propia necesidad de España de mirar a América Latina en momentos de crisis, y el visto bueno con que el resto de Europa ha recibido el crecimiento económico sostenido del Perú o la estabilidad y los vientos de paz que flotan en Colombia respecto a la superación de su conflicto de medio siglo con la guerrilla de las FARC.

A partir de ese momento el gobierno colombiano, a través de la embajada de Colombia en Bruselas y con el apoyo de las demás representaciones ante los Estados miembros de la Unión Europea, desplegó una intensa labor diplomática. Finalmente, con presencia del presidente Juan Manuel Santos y de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, la ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, firmó con la Unión Europea el pasado 2 de diciembre de 2015 el acuerdo de exención de visado para cortas estadías. Suiza y Liechtenstein también eliminaron su exigencia de visado. De los países de la UE, solo Irlanda y el Reino Unido quedaron excluidos del acuerdo.

Al comparar los requisitos de viaje exigidos a los ciudadanos de las naciones latinoamericanas, sobresale que la Unión Europea es mucho más abierta a recibir turistas sin visa que Estados Unidos, país que en todo caso ha reducido ciertas trabas. Los colombianos son los últimos en disfrutar de un beneficio con que cuentan ya Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Honduras, Venezuela, El Salvador, Costa Rica, Paraguay, Guatemala y Panamá, entre otros. Por ahora Chile es el único país de América Latina cuyos ciudadanos no necesitan visado para entrar a Estados Unidos, requisito que se eliminó en 2014.

La entrada en vigor del acuerdo similar para los peruanos se prolongó hasta el 15 de marzo de 2016, pues Perú tuvo que ponerse al día con la entrega de pasaportes biométricos. Así, Colombia y Perú se alejan del referente negativo que sigue siendo Cuba, isla a la que a sus ciudadanos se les exige visa en la mayoría de países del mundo… con la sobresaliente excepción de Rusia.

José Alejandro Cepeda | @sinclair_simon