Reportaje a Ali-Reza Abdali, finlandés de origen afgano, directivo de la organización juvenil del partido Kokoomusken Nuorten Liitto.

“Estoy muy preocupado con la situación inmigratoria en Europa. Desde hace años tienen lugar conflictos en el Medio Oriente, y desde que tuvo lugar la primavera árabe y los dictadores fueron derrocados, lamentablemente ha estallado un conflicto entre estos grupos de fundamentalistas, revolucionarios, en el caso de Siria los grupos que apoyan a Assad. En una primera etapa las personas emigran dentro de sus propios países. Cuando esa opción se agota, se trasladan a un país vecino – en el caso de Siria, Líbano o Turquía, donde hay millones de sirios-, y cuando esa también deja de ser una opción, van más lejos; hacia la seguridad, hacia un futuro mejor, hacia la salud, hacia la educación, hacia una vida mejor para sus hijos. Eso me preocupa mucho, porque la mejor manera de ayudar a la gente es hacerlo donde viven.

Mi patria es dondequiera que esté mi familia. Las personas multiculturales como yo tienen el problema de no poseer una patria. Muchas veces debo responder a la pregunta de: “¿quién soy?”, “¿cuál es mi identidad?”. En mi caso debo preguntarme: “¿Soy afghano? ¿Soy persa? ¿Soy finés? ¿Soy europeo? ¿Soy de Medio Oriente?”, y debo responderme esas preguntas para tener confianza y alcanzar el éxito en mi vida. Entonces, he llegado a la conclusión de que mi familia es lo más importante, y donde sea que esté mi familia, esa será mi patria.”