¿Quién reconocerá lo que derive de la Constituyente madurista?

Luego de las elecciones para iniciar un proceso supraconstitucional que renueve los poderes públicos e instale un Estado chavista y totalitario, un importante número de países decidieron no reconocer los resultados y criticar fuertemente la ilegalidad del procedimiento. No todo sigue igual en Venezuela.

 

Pasada la media noche, la rectora-presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena, informó al país que la participación en la elección de los representantes a la Asamblea Nacional Constituyente, convocada por Nicolás Maduro violando los principios establecidos en la Constitución vigente impulsada por el chavismo en 1999 como su principal realización fundacional, fue “sorpresiva” y “exitosa”: 8.089.320 votantes, 41,53% del padrón que cuenta con un total de 19,5 millones de personas. 58,47% de abstención, la segunda más grande desde 1958[1]. El detalle de los números todavía no se encuentra disponible en la página web del CNE, también sorpresivamente.

Llama la atención que durante la jornada, Lucena dijo en rueda de prensa que estaba participando el 99,9% de los electores. Sin embargo, en las redes sociales se evidenció todo lo contrario: una abstención gigantesca reconocida por exjerarcas del chavismo y exhibida en los centros de votación, órganos públicos, embajadas y misiones diplomáticas. Todo quedó registrado en videos y fotografías. Según las estimaciones de la Mesa de la Unidad Democrática, participaron 2.483.073 personas, el 12,4% de la población electoral. Paradójicamente, la cifra anunciada por el CNE es ligeramente superior a la totalización de la consulta popular realizada por el Parlamento el pasado 16 de julio que contó con una masiva movilización de ciudadanos dentro y fuera de Venezuela[2].

 

Los otros resultados

16 fueron los fallecidos durante la ola de protestas que se generaron en todo el territorio nacional rechazando la celebración de los comicios electorales. En el estado Táchira: Luís Ortiz (15 años), Wilmer Flores (17), Albert Rosales (53), Adrián Romero (13), Julio Manrique (22) y Ronald Ramírez (GNB, se desconoce edad). En el estado Zulia: Miguel Urdaneta (25). En el estado Sucre: Ricardo Campos (30). En el estado Mérida: Eduardo Olave (39), Ángelo Méndez (28), Marcelo Pereira (38), Iraldo Gutierrez (38), José Sánchez (19) y Andrés (se desconoce apellido y edad). En el estado Lara: Luís Zambrano (43) y Juán Gómez (32). 56% de los fallecidos son menores de 35 años de edad. Además, el Foro Penal Venezolano registró 96 detenidos en menos de 24 horas.

Cabe destacar que la prensa independiente y los corresponsales internacionales tenían prohibido, por orden expresa del Plan República (dispositivo de defensa de los procesos electorales organizados por el CNE), acercarse menos de 500 metros de los centros de votación.

Varios países y órganos internacionales emitieron comunicados categóricos de rechazo y desconocimiento de la Asamblea Constituyente: Argentina, Panamá, Canadá, México, Chile, Paraguay, Brasil, Costa Rica, Noruega, Colombia, Perú, Estados Unidos, Reino Unido, Suiza, España, Francia, Italia, Alemania, el Parlamento Europeo, entre otros. Vale preguntarnos qué países, fuera de los aliados tradicionales del chavismo (Cuba, China, Rusia, Bolivia, Nicaragua, algunas islas del Caribe y un grupo de Estados del Movimiento de Países No Alineados) reconocerán el resultado de esta elección que tiene como finalidad redactar una nueva carta magna y renovar los poderes públicos. La reacción moderada de países como Ecuador o Uruguay, que no terminan de romper totalmente con Venezuela pero tampoco le dan su rotundo respaldo, deja mucho de qué hablar. Y en general: ¿quiénes se atreverán a saludar y reconocer el poder que puede eventualmente constituir este órgano supraconstitucional? ¿Quiénes mantendrán relaciones económicas con este gobierno fraudulento? La oposición ha mostrado un discurso antibloqueo luego de que EEUU anunciara su intención de imponer sanciones económicas al país, pero tal parece que para la administración Maduro no es de interés el que su principal comprador de petróleo se retire de la cartera de clientes.

Hoy el chavismo amanece más aislado en la región y el mundo. No todo sigue igual en Venezuela. Lo que sí al parecer se mantendrá es la cruenta represión contra la oposición y el bloqueo a cualquier iniciativa de diálogo fructífero. Para muestra, Leopoldo López y Antonio Ledezma vuelve a prisión, luego de que se les otorgara arresto domiciliario.

[1]    El evento electoral que tuvo más abstención desde la instalación del sistema democrático moderno en Venezuela en el año 1958, fue la elección legislativa nacional realizada en 2005 donde la oposición al gobierno de Hugo Chávez decidió no presentarse: 74,8% de los electores no votaron.

[2]    La Consulta Popular articulada por el Parlamento venezolano y la Mesa de la Unidad Democrática contó con una participación de 7,6 millones de personas.

 

 

Ángel Arellano | @angelarellano
Venezolano. Doctorando en Ciencias Políticas, integrante del Centro de Formación para la Democracia