Cómo queremos ganar las elecciones parlamentarias.

Con más de 120.000 miembros, la Junge Union es la organización política de jóvenes más grande de Europa | Foto: Junge Union

Mucho cambió en el panorama político en Alemania: populistas envenenan el discurso el ambiente, surgen nuevos partidos y desaparecen en pocos años, viejos partidos experimentan, una semana y otra también, triunfos y derrotas. Por esto, la próxima elección federal de setiembre —la elección de nuestro Parlamento federal— será como ninguna otra antes y, por eso, esta vez probaremos cosas nuevas. Debemos encontrar nuevos caminos para convencer a los ciudadanos. Un gran problema en Alemania es que cada vez menos personas confían en los políticos. «Esos allá arriba hacen los que quieren», dicen, y no van a votar.

Por esta razón debemos movilizar a las personas. Debemos hablar con ellos(as) y convencerlos de nuestra política, nuestras ideas y nuestros programas, para que vayan a votar o se involucren políticamente.

Esto lo intentamos de dos formas: analógica y digitalmente. Analógicamente significa para nosotros la campaña de puerta en puerta. Vamos de casa en casa, tocamos timbre y les pedimos a los ciudadanos que voten (en el caso ideal a la CDU, por supuesto). Tenemos en esto una gran ventaja: la CDU es uno de los dos partidos populares en Alemania, que dispone de suficientes miembros como para realmente hacer campaña electoral de ese tipo en todas las regiones y distritos electorales. Estamos en condiciones de organizar para cada candidato al Parlamento equipos que vayan casa por casa a hacer campaña por él(ella).

En Alemania, esta forma de movilización electoral es nueva. Antes existían cartas dirigidas a los hogares, actos masivos con candidatos y los llamados canvassing: miembros del Partido y candidatos van a las plazas y frente a los supermercados a explicar a los interesados nuestra política. El descreimiento en la política llevó a que este año por primera vez tomemos la iniciativa de ir al encuentro de las personas y tratemos de convencer a cada uno(a).

El segundo camino —el digital— es también nuevo en Alemania. Con ayuda de Facebook, Google y otras plataformas hacemos sistemáticamente propaganda por Angela Merkel y nuestro programa político. Como muchos candidatos a nivel de los distritos electorales carecen de experiencia profesional con Facebook, ofrecemos unos servicios de asesoría para mejorar su visibilidad.

Existen numerosos temas sobre los cuales la gente quiere conversar con nosotros. Y la crisis de los refugiados no es de los más requeridos. Efectivamente, muchos tienen preocupación con el tema de la seguridad. Después de los atentados en Berlín, Hamburgo y Baviera, muchos se preguntan sobre cómo deben atender su seguridad. Por lo contrario, la economía y los asuntos sociales no parecen ser temas decisivos. Diez años después de la crisis económica y financiera mundial, Alemania se encuentra en mejor posición que nunca.

Tanto la campaña electoral analógica como la digital son dirigidas desde la central de la CDU en Berlín. Desde aquí intentamos motivar a los miembros del Partido y dar forma a la campaña. Para esta tarea se constituyó, junto con la organización juvenil del Partido —la Junge Union (Joven Unión)— un equipo de campaña llamado connect17. Alrededor de diez personas trabajan en él. Los colegas los llaman comando de la valija con ruedas, ya que cada semana están de tres a cuatro días de recorrida, para explicarle la campaña electoral puerta a puerta a nuestros correligionarios y convencerlos de nuestra estrategia.

Y efectivamente tenemos éxito: en los últimos meses nuestros correligionarios golpearon más de 275.000 puertas y partimos de la base de que el número aumentará considerablemente en la fase caliente de la campaña hacia fines de setiembre. El éxito en las elecciones regionales de marzo y abril nos da razón en cuanto a la estrategia aplicada: la CDU tiene el más alto índice de popularidad desde 2013 y en todas las encuestas tenemos una intención de voto de más de 40 %. Pero no debemos descansarnos en estos números, pues nuestros contrincantes podrían alcanzar mejores resultados ya la semana que viene.

 

Conrad Clemens | @ConradClemens
Director ejecutivo de la Junge Union (organización juvenil de la CDU)

Traducción de Manfred Steffen, coordinador de programas de la Fundación Konrad Adenauer, oficina Montevideo