La campaña electoral en Alemania ya pasó, los votos fueron contados y lentamente vuelve la calma. Para nosotros llega el momento de echar una mirada a las diferentes campañas. ¿Qué fue acertado? ¿Qué resultó equivocado?

Michael J. Sieben, experto en comunicación política de la Fundación Konrad Adenauer, responde a estas preguntas.

La canciller Angela Merkel y el secretario general de la CDU, Peter Tauber, en la llamada Casa del Programa (#fedidwgugl House) de la CDU en Berlín | Foto: CDU, Tobias Koch

La canciller federal Angela Merkel y el secretario general de la CDU, Peter Tauber, en la llamada Casa del Programa (#fedidwgugl House) de la CDU en Berlín | Foto: CDU, Tobias Koch

Puerta a puerta, #fedidwgugl, movilización

Detrás de nosotros queda una lucha electoral intensa que nos deparó muchas experiencias. Los directores de la campaña utilizaron cosas ya probadas y también muchas nuevas. ¿Cuáles de los instrumentos y estilos aplicados en la reciente campaña permanecerán?

Para mí la tendencia de la campaña 2017 fue la utilización exhaustiva de aplicaciones (apps) para la comunicación tanto online como offline. Bajo la consigna «hightech with hightouch» en la campaña Connect17, se volvió a las clásicas visitas puerta a puerta y se incluyeron elementos lúdicos para favorecer la comunicación de persona a persona.

También la utilización de videos en todos los canales, y de mensajes y avisos personalizados, constituyen tendencias que seguramente se emplearán fuertemente en el futuro.

¿Qué cosas no funcionaron para nada en la campaña electoral?

Cuando a comienzos del año se constató una tendencia Schulz (por el candidato de la SPD) a partir de mediciones demoscópicas puntuales, para muchos el resultado de la elección estaba dado. Pero nunca debería olvidarse que la opinión en el correr de un año puede variar y efectivamente varía. Tal vez hubiera convenido mantener una actitud un poco más sobria.

Otro aspecto es que no siempre se pudo mantener el decoro y la decencia, por culpa de alborotadores que no estaban interesados en el diálogo. A pesar de cualquier diferencia política, lo que sucedió en algunos eventos en materia de provocaciones, difícilmente es compatible con las prácticas democráticas.

También en las redes nos vimos confrontados a la aparición en escena de los trolls, que rápidamente entorpecieron el diálogo o incluso llegaron a imposibilitarlo. Y esto fue más que debate político fuerte. En efecto, en parte se trató de medidas orquestadas y esto constituye un hecho preocupante.

La llamada Casa del Programa de la CDU atrajo una atención especial en Berlín. Aquí los visitantes podían experimentar el programa electoral y echar una mirada al futuro. ¿En el futuro todos los partidos emplearán algo similar, también en las elecciones de los estados federados?

La FEDIDWGUGL-Haus fue un gran éxito. Pero es difícil saber si veremos algo similar en el futuro. Voy a intentar hacer una predicción. La casa del programa tenía que cumplir con varias funciones: por un lado presentar el programa de la CDU en forma innovadora y orientada al futuro, y seguir ofreciendo lugar para actos electorales. Al mismo tiempo, se trataba de presentar un punto de reunión para la discusión y la información sobre el partido y su programa.

Veo en la casa del programa un rol similar al de la Kampa de la campaña de Schroeder del 98, el Guidomobil del FDP en 2002, el Cafe Olé de la CDU de Hamburgo para el candidato Ole van Beust en 2004, todos proyectos diseñados para cumplir una serie de roles. Supongo que el año que viene veremos en los estados de Baviera y de Hesse casas similares. Pero creo que los partidos políticos nos van a sorprender frecuentemente con propuestas orientadas a nuevas formas de diálogo con la ciudadanía.

Y como todos los años, también en 2017 se le adjudicó un gran significado a la campaña en línea. Sin embargo, este ámbito más bien produjo titulares negativos, ante todo por las fakenews, alarmas por efecto burbuja y posibles ataques de hackeadores. ¿Hay una conclusión sobre la campaña en línea y la campaña en las redes sociales?

Los informes sobre las campañas siempre buscan lo nuevo, lo que es in, lo que marca tendencia. Y en este sentido parecería que lo online llega más que los carteles, avisos publicitarios y campañas puerta a puerta. La parte online ciertamente jugó un papel significativo. Finalmente, las aplicaciones para puerta a puerta también son online y por eso la digitalización de una parte de la campaña.

Las fakenews lamentablemente no son un hecho nuevo. También los medios impresos han difundido en el pasado muchas noticias confusas y desechables. Sin embargo, la enorme difusión de fakenews por la utilización de las redes sociales les dio una mayor trascendencia. Por suerte, los medios clásicos intentan aclarar los casos más sonados de fakenews. Mientras que antes el principio de la responsabilidad compartida constituía un estándar, en tiempos de redes sociales y medios online la calidad del producto y del proceso de trabajo también sufren un deterioro.

Los ataques de los hackers en Alemania afortunadamente no alcanzaron la importancia que tuvieron el año pasado en los Estados Unidos, como muestran el hackeo al Comité Nacional Demócrata o el llamado de Donald Trump a hackear a Hillary Clinton. Espero y creo que en los meses próximos no tendremos noticias relevantes en este sentido.

El efecto filtro burbuja es el resultado de un paisaje online cada vez más fragmentado. La tarea de los próximos años será en este sentido enfrentar el fenómeno y alcanzar a todos los estamentos sociales.

Para Twitter sigue siendo difícil imponerse en Alemania. Facebook también parece estar agotado. Youtube e Instagram parecen muy limitados en sus posibilidades. ¿Cómo debería pararse un candidato en el futuro? ¿Cuál de las redes sociales será determinante en las campañas futuras y por qué?

La contestación es sencilla. Depende de cuál sea el canal en ese momento más favorable para provocar el diálogo del candidato con los ciudadanos. Las redes sociales están cambiando constantemente y lo que hoy es tendencia mañana puede estar en el baúl de los recuerdos. Facebook, Twitter e instagram, así como WhatsApp y Youtube, tienen sus funciones específicas y grupos objetivo en el diálogo ciudadano.

En forma general, y no solamente en referencia a las redes sociales, se puede afirmar que se debe mantener la autenticidad y la realidad comunicacional del candidato. Un cauteloso no a un canal determinado es mejor que un canal administrado en forma descuidada. Las redes sociales deben ser planificadas y administradas a largo plazo, y esto vale para la comunicación en general, tanto online como offline.

No existe una herramienta para todo, que garantice el éxito. Creo que debemos diversificar la caja de herramientas. Hoy no sabemos todavía lo que el progreso técnico hará posible en materia de publicidad electoral en cuatro o cinco años. Pero arriesgo la opinión de que la utilización de la realidad aumentada (Augmented Reality) se extenderá mucho por el progreso en la tecnología de los móviles. Esta tendencia a individualizar y personalizar es el sueño de los publicistas. Pero realmente esto da un poco de miedo.

¿La campaña en tres consignas?

1. Puerta a puerta. ¡Funciona!
2. FEDIDWGUGL. ¡No al miedo a los acrónimos!
3. Movilización. Solamente quien lleva los votantes a las urnas tiene una chance.

El 15 y 16 de octubre tendrá lugar en Berlín la #ikpk17 (Conferencia Internacional para la Comunicación Política) en la que se realizará una retrospectiva de las elecciones parlamentarias. ¿Qué puede esperar el visitante?

Naturalmente nos ocuparemos en forma intensa de las luchas electorales de 2017. Del ámbito de la elección parlamentaria colocamos el foco en los debates televisivos, la utilización de las ofertas de videos y el tema de la movilización. Pero, por supuesto, también habrá otras sesiones prometedoras.

Por primera vez tendremos el placer de que tengan lugar dos elecciones durante nuestra conferencia. Por un lado, con la elección en Austria dará fin el calendario electoral internacional. Por otro, con la elección adelantada del estado federado de Baja Sajonia culminará el calendario electoral alemán de 2017.

Nuestra mirada a los Estados Unidos también promete una apasionante evaluación de la movilización y de lo digital, así como una discusión sobre cómo blindar elecciones respecto a influencias exteriores.

 

Artículo original publicado el 26.9.2017 en la página web de la Fundación Konrad Adenauer.

Traducción de Manfred Steffen, coordinador de programas de la Fundación Konrad Adenauer, oficina Montevideo