Sin miedo frente a la complejidad

Solamente quien abre su mente puede entender relaciones complejas.

Cuando la Academia del Idioma Alemán elige la palabra posfáctico como palabra del año y el semanario Spiegel elige underpoll [1] —Brexit underpolled, Trump underpolled— como verbo del año, es que los puntos de referencia en nuestra sociedad se corrieron y no solamente en Alemania. Por esta razón se necesita una clara mirada hacia adelante.

Más responsabilidad en Europa | Imagen: Escalhuda [CC BY-SA 3.0], vía Wikicommons

Complejidad es la palabra del momento. La economía global, la política y el comercio influyen en las políticas nacionales y ocasionan interrelaciones, cuyas implicaciones no siempre son comprensibles para los ciudadanos y los tomadores de decisión. En muchos lugares esto se percibe como amenaza y lleva a inclinaciones populistas y proteccionistas. Las personas se sienten inseguras en todo el mundo y exigen respuestas concretas a las cuestiones urgentes del momento. Para la cooperación para el desarrollo esto significa enfrentarse a nuevas exigencias. Muchos procesos se volvieron aparentemente imprevisibles, como el voto por el brexit o la elección de Donald Trump como nuevo presidente de los Estados Unidos de América. Para dar forma al futuro de la cooperación para el desarrollo necesitamos sistemas internacionales de detección precoz. Tenemos que entender desde el comienzo cómo se desarrollan las tendencias y de esta forma tener la posibilidad de reaccionar en forma adecuada y rápida.

Rol de las fundaciones políticas

Las fundaciones políticas como la Konrad Adenauer, que disponen de una red internacional establecida, se prestan especialmente para esta tarea. Disponen de relaciones estrechas y de confianza con tomadores de decisión y multiplicadores en la política, la administración pública, la sociedad civil y los medios locales. Estos expertos entienden de debates y discusiones en sus respectivos países y frecuentemente contribuyen a darles forma constructivamente. Necesitamos de estos expertos para evaluar y ordenar lo que pasa en cada momento en dichos países y para entender hacia dónde se mueven las sociedades. Porque si, por ejemplo, una significativa cantidad de expertos en América Latina parten de la base de que en los próximos años las ideas liberales occidentales van a tener un impulso, eso significa posibilidades adicionales de acción para la política europea y alemana.

De aquí surge la idea de la Fundación Konrad Adenauer de desarrollar una red llamada Adenauer Global Future Survey de observadores y analistas que, cual sismógrafos, estén en condiciones de detectar movimientos y tendencias en distintas regiones del mundo. En la primera ronda de consultas, realizada en febrero y marzo de 2017 en cooperación con el Instituto Fraunhofer de Investigación en Sistemas e Innovación, participaron 554 expertos de renombre de 104 países. [2]

Peligros potenciales

Frente a la pregunta sobre dónde se situará el principal peligro para la estabilidad política en sus respectivos países durante los próximos cinco años, el 63 % de los encuestados nombran al populismo. El 38 % creen que un riesgo similar lo constituyen los movimientos de migrantes y refugiados. La criminalidad organizada (49 %), el desarrollo económico (59 %) así como el terrorismo internacional (28 %) deparan según esta encuesta un peligro menor para la estabilidad de los Estados que el populismo.

Respecto al tema central y prioritario para la política exterior del gobierno federal en los próximos cinco años, los expertos expresan una opinión clara: alrededor de 60 % ven en la defensa de los derechos humanos y del Estado de derecho el deber principal de la política exterior alemana. Les siguen con un 41 % de preferencias que Alemania asuma un rol de coordinación en las cuestiones relacionadas con las migraciones y un 40 % que haya una política climática y energética sustentable.

Expectativas respecto a Alemania

De estos y otros resultados de la primera vuelta de consultas del Adenauer Global Future Survey se pueden identificar interesantes sugerencias para el futuro diseño del comercio exterior alemán. Existe un claro deseo de apoyo a las fuerzas políticas democráticas en nuestros países socios y de enfrentar las tendencias populistas con medidas de capacitación política. Tenemos que dirigir la disputa con formadores de clima político y promover la formación política de los ciudadanos. Según los expertos consultados, también para las ideas liberales occidentales y para los principios del Estado de derecho existen espacios de desarrollo aprovechables. Justamente a través de la cooperación con organizaciones de la sociedad civil se puede enfrentar in situ a los regímenes autoritarios. En la encuesta nos ocupamos de las expectativas respecto a la acción gubernamental alemana. El voto es claro: una mayoría notoria de los expertos internacionales (58 %) opinan que Alemania debería asumir mayor responsabilidad en Europa.

 

Dr. Gerhard Wahlers | @gerhardwahlers
Secretario general adjunto y director del Área de Cooperación Europea e Internacional de la Fundación Konrad Adenauer

Artículo publicado el 11 de abril de 2017 en el International Development Blog, del Instituto Alemán de Políticas para el Desarrollo. Traducción de Manfred Steffen, coordinador de proyectos de la Fundación Konrad Adenauer, oficina Montevideo

 

[1] Refiere a las encuestas de intención de voto que subvalúan determinada opción o candidato debido a que los encuestados evitan declarar su verdadera intención.

[2] Nota del editor: Los resultados de esta ronda serán publicados próximamente en idioma inglés.