En las últimas décadas, pero sobre todo en estos cinco años, el litoral Pacífico no aparece en páginas de periódicos, en revistas o en noticieros por su belleza natural, por el ecoturismo o por el desarrollo de sus puertos, que generan divisas para exportaciones, o por el liderazgo de sus gentes en deporte, política o economía.

Región Pacíifco, Colombia

En cambio, se destaca por mafias, bandas que han generado más y más tráfico de drogas ilícitas, repudiables y abominables crímenes, carnicerías humanas, altos índices de pobreza, deforestación y además el fenómeno de la inmigración, que actualmente ha generado enormes problemas sociales en esta región del país.

Claramente no podemos generalizar, pues hay pujanza industrial (particularmente en el Valle) frente al mejoramiento del puerto de Buenaventura, que en la actualidad trabaja para su modernización.

Es hora de que nuestro mar Pacífico sea alternativa importante para el desarrollo comercial con Asia, de crecer como potencia turística, de desarrollar la industria pesquera con sometimiento a la norma ambiental, de cuidar la biodiversidad del mar, de potencializar el Chocó y de aplicar de una vez por todas el antídoto contra la pobreza.

Es inmensamente rica esta región y es deber del Estado aplicar políticas que reivindiquen a la sociedad del occidente del país, pero ante este panorama surge una duda que podría dar respuesta al cuestionamiento inicial: ¿es posible que el Estado esté omitiendo, en el caso de la inmigración, políticas de protección a la región?

 

Jorge Hernando Pedraza | @JHPedraza
Abogado (Universidad Externado de Colombia), especializado en Gestión de Entidades Territoriales. Senador de la República de Colombia por el Partido Conservador