El Parlamento europeo: mecanismo del reloj de los ciudadanos de la Unión Europea

El Parlamento europeo representa los intereses de todos los habitantes de la Unión Europea. En sus 28 Estados miembros viven 427 millones ciudadanos con derecho de votar. Más de 50 % de ellos participaron en las elecciones 2019 del nuevo parlamento. Desde 1994 la participación electoral no había sido tan alta. Pero no hay un claro ganador. Los grandes partidos populares sufrieron pérdidas, los partidos pequeños se fortalecieron. La formación del nuevo parlamento ya ha comenzado pero sigue difícil.

Europa está en movimiento: plebiscito en Austria, el brexit del Reino Unido, partidos eurocríticos que aspiran al poder. Del 23 al 26 de mayo fueron días muy importantes para los habitantes y para el futuro de la Unión Europea (UE). El Parlamento europeo tiene 751 escaños que buscan los nuevos diputados que decidirán sobre el futuro del bloque. Aunque es muy probable que entre ellos estén un chef de televisión austríaco, dos artistas de Alemania y Silvio Berlusconi, expresidente de Italia, los resultados no muestran un claro ganador. Los dos grandes partidos, el Partido Popular Europeo (PPE) y el Partido Socialista Europeo (PSE), perdieron la mayoría de las bancas. Por eso también interesa saber quién será el sucesor del actual presidente, Jean-Claude Juncker.

Con 23,97 % de los votos, el PPE ganó en la mayoría de los Estados miembros, por ejemplo, en Alemania, Austria y Hungría; el PSE recibió 19,31 % de los votos y ganó en España y en los Países Bajos, entre otros. En tercer, cuarto y quinto lugar se ubicaron el Partido de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, el Partido Verde Europeo y el Partido de la Izquierda Europea. Contrariamente a lo que vaticinaban las encuestas, los partidos de ultraderecha lograron menos votos de lo que pensaban. Sin embargo, en Italia y en Francia estos fueron los partidos más votados.

La Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) de la canciller Angela Merkel ganó, con un 22,6 % de los votos. Pero el segundo partido más fuerte no fueron los socialdemócratas, sino Los Verdes, que lograron más de 20 % de los votos. Fue una gran sorpresa. Hace cinco años recibieron un 10%. En este año, especialmente, los jóvenes votaron por Los Verdes por la protección del medioambiente y la política energética.

En Austria, desde hace dos semanas el caso Ibiza conmociona al país vecino de Alemania. Después de las elecciones europeas habría un plebiscito contra el canciller austríaco como consecuencia de este caso. Ahora habrá un gobierno de transición hasta el mes de septiembre, cuando tendrán lugar nuevas elecciones nacionales. No obstante, el Partido Popular Austríaco del canciller anterior ganó las elecciones europeas.

¿Cómo votaron el Reino Unido, Italia y Francia? A pesar del brexit, los habitantes del Reino Unido pudieron participar en esas elecciones. El Brexit-Party que lo apoya, ganó la mayoría de los votos. Solo en quinto lugar aparece el partido de la primera ministra Theresa May. En Italia y en Francia ganaron los partidos eurocríticos, que ahora tendrán mayor repercusión en el Parlamento europeo.

En los pasados 25 años la participación electoral no había sido tan alta como en estas elecciones europeas. Especialmente los jóvenes quisieron votar para aprovechar la oportunidad de fortalecer el futuro de Europa. La campaña Fridays for future o la importancia del medioambiente son argumentos centrales para los jóvenes. Ellos dicen que se trata de su futuro y además son las personas que tendrán que vivir con las consecuencias de la política de hoy. Por eso, varios desafíos esperan a UE para los años que vienen. Europa sigue en movimiento.