¡Qué pena! Tres breves historias de frontera

Las fronteras son delgadas líneas en los mapas, a veces ríos y otras veces trazadas en desiertos, lugares desolados donde miles caminan en busca de protección. ¿Las migraciones hacia el norte siguen siendo noticia? ¿Alguien recuerda a Jakelin Caal, la niña de Guatemala que falleció deshidratada? Las fronteras se mueven, y con ellas, el dolor.

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

La guerra del fútbol

Hace medio siglo, El Salvador conseguía por primera vez su pasaje a un Campeonato Mundial de Fútbol, el de México 1970. La clasificación se definió en forma dramática contra Honduras. Cada equipo ganó su partido de local y fue necesaria una definición en cancha neutral. Durante los partidos se produjeron hechos violentos que provocaron la ruptura de relaciones diplomáticas entre los vecinos. La escalada finalmente culminó en una guerra fronteriza que costó varios miles de muertos en ambos pueblos e hizo fracasar el proyecto de un Mercado Común Centroamericano. Desde el punto de vista militar, aparentemente, El Salvador resultó triunfante pero las secuelas del conflicto, particularmente la masiva migración de salvadoreños expulsados de Honduras, se cuenta como una de las causas de la guerra civil que azotó al país unos años más tarde. Honduras perdió la guerra y debió ceder territorio, pero uno de sus pilotos consiguió derribar tres aviones enemigos en combate. Fue declarado héroe nacional.

La isla de la basura

Una gigantesca isla de basura flota entre Guatemala y Honduras en la desembocadura del río Motagua, en la frontera entre ambos países. Allí se encuentra el Sistema Arrecifal Mesoamericano, el segundo del mundo, después del de Australia. Se trata de uno de los ecosistemas con mayor biodiversidad del mundo, donde viven, por ejemplo, más de 500 especies de peces.

La contaminación de este río de casi 500 km que cruza ambos países tiene múltiples causas, como era de esperar. Por un lado están las toneladas de desechos domésticos de la ciudad de Guatemala, que van a parar diariamente a los rellenos sanitarios. Por otro lado, los agroquímicos provenientes de las plantaciones de banano y palma africana, cuyas áreas de cultivo se expanden a menudo a costa de la selva. La región fue catalogada como de peligro crítico por el Fondo Mundial para la Naturaleza, la mayor organización proteccionista independiente del mundo.

El poeta en el exilio

Hace un siglo, un poeta español firmaba su libro Versos y oraciones de caminante como León Felipe. Con ese nombre sería conocido a partir de entonces. León Felipe compuso poesías de lo pequeño y cotidiano desde sus experiencias personales. En una de estas habla del camino, de la pena de que fuera de muchísimas leguas y siempre se repitieran los mismos pueblos, las mismas ventas, los mismos rebaños, las mismas recuas… Medio siglo más tarde, León Felipe moría en su exilio mexicano.

Tres finales y una pena

En México se desarrolló el Campeonato Mundial de Fútbol y la escuadra brasilera, la de Pelé y Tostão, se quedó con el torneo. Y por haber ganado tres mundiales, se quedó con la copa Jules Rimet en propiedad.

El Salvador no tuvo una buena participación. Perdió sus tres partidos con Bélgica, México y la Unión Soviética, y la selección volvió a casa con nueve goles en contra y ninguno a favor.

La isla de basura en la frontera sigue creciendo y hoy, internet mediante, las imágenes están a disposición de quien quiera verlas.

Como decía León Felipe: ¡qué pena, que sea así todo siempre, siempre de la misma manera!